La Incomparable Banda De Tigres

LA JORNADA 11 - APERTURA 2016.
Tigres (0) vs Cruz Azul (0)

26 de Septiembre, 2016.

Jornada 11 del Apertura 2016. Tigres vs Cruz Azul

Tigres sumó un punto en el juego de Cruz Azul producto de un desatinado encuentro en formas.

Sin ser aberrantes a los calificativos, será mejor tratar de deducir el "¿por qué?" de las consecuencias. El juego de Tigres inició de igual forma que en jornadas anteriores, bien lo dijimos en el último juego de visita, Guadalajara supo inducir a Tigres a la pelota dividida, marcando los enlaces que suele manejar el equipo de San Nicolás, principalmente en la salida, bueno, Tomás Boy y su equipo hicieron las cosas de forma similar pero ahora con los bastiones de medio campo, Pizarro distribuyó poco, gringo no apareció y a Zelarayán lo cerraron mucho, esto provocaba una fácil solución pero difícil de manejar, las bandas, como precisamente sucedió en el partido de media semana. Sin embargo la infortuna lesión de Aquino fue factor trascendental del pobre ataque de Tigres, sumándole la errática creación de Sosa, no es que el argentino lo haya hecho todo mal, sino que le tocó enfrentarse al mejor jugador del partido, Mendoza, y el desconcierto de juego de Gignac junto con la nula participación de los laterales para ir por fuera.

Todo esto provocó un cambio radical en el aspecto formativo de juego de Tigres. Abajo quedaron igual, se creó el enlace Pizarro-Zelarayán en medio campo, Damián por izquierda y en ocasiones recorriendo como interior, Delort como segunda punta yendo hacia la izquierda cuando Álvarez pasaba al centro, y Sosa y Gignac siguieron iguales. El desliz por el centro nunca llegó, con ninguno de dos argentinos en medio campo ni las inclusiones de los laterales interiorizándose ni Damián generando, tampoco por las bandas, y hay que ser claros, el juego se tornó como Cruz Azul lo propuso, la marca fue la efectiva, por hombre y no por zonas, no "tirado para atrás" y la presión siempre fue vital. Ahora, esto no lo puede pasar Tigres por alto los 90 minutos, la revulsión debe de venir de la banca y con hombres que han demostrado, Acosta para generar profundidad, Luis Quiñónez y sus regates (contemplando su extraña lesión), Julián Quiñónez con su juego por derecha (sabiendo que la sigue rompiendo en la sub-20) ¿por qué no echar mano de ellos que realmente han demostrado darle una cara diferente a Tigres cuando lo necesita?

Es sólido el juego del equipo felino, sin duda, pero cuando existe presión del rival y no hay transiciones rápidas, Tigres pierde el sentido de lo que hace y cómo hacerlo y depende meramente de individualidades o bien, el trabajo que según vemos no se puede concretar, el balón parado. Si es complicado enlazar entre líneas y a espalda de los contrarios, la opción más efectiva puede ser la táctica fija, igual cuando se encierran los equipos acá en el Universitario, se debe de trabajar y se debe de contemplar como opción real.

Viene un partido bravo, si bien León no fue en las primeras fechas lo que venía haciendo en campeonatos anteriores, Torrente está dando un fútbol muy preciso y con espectáculo (vs Atlas y vs Toluca), así que Tigres no la tendrá fácil, aunado a la baja inminente de Ayala, y las posibles bajas de Pizarro y Aquino si no se le retira la roja al argentino y no se recupera el mexicano. El fútbol sigue estando ahí, la calidad de los franceses, argentinos y mexicanos en el equipo, no dista de nada en comparación a los juegos anteriores, y es tiempo de ir cerrando esas conjeturas en base a los errores evidentes del equipo o buscando soluciones efectivas con otra forma de juego. Tigres se mete al Bajío con su gente en busca de 3 puntos que nos vuelvan a situar en la cima del campeonato, y a media semana poder cerrar el pase a la fase eliminatoria de la CONCACAF Liga de Campeones, con la misma ambición y los mismos sueños de nosotros, esperemos sea una semana linda en base a los resultados y principalmente buen juego de Tigres en estos dos compromisos.

The Cueva Store